Datos impresionantes de los bebés

El desarrollo de la vida humana es un proceso que hasta el momento no deja de sorprender. Desde la etapa embrionaria, pasando por la formación total del feto y su nacimiento encontramos datos curiosos que vale la pena destacar. ¿Quieres conocerlos? A continuación te compartimos algunos de ellos:

DURANTE SU DESARROLLO EN EL ÚTERO

  • A partir del quinto mes su sistema inmunológico está listo para defenderse de determinadas infecciones.
  • Puede bostezar a las 18 semanas y sonreír a las 26 semanas. Estos gestos suelen ser un reflejo de satisfacción por algún alimento o algún sonido del exterior.
  • Desde la semana 16 oye ruidos internos, a la semana 20 empieza a reaccionar a los sonidos del exterior. A la semana 28, su oído puede distinguir sonidos y tonos y su cerebro guarda memoria de lo que oye.
  • Orina, pero esto no afecta a la madre ni al feto ya que el líquido amniótico se renueva cada 24 horas.
  • Cuando el feto es varón puede tener erecciones a partir de las 16 semanas. Estas manifestaciones responden al gusto que siente al chupar su mano o tocarse cuando empieza a experimentar su cuerpo.
  • Puede sentir dolor y refleja en la hormona beta endorfina en su sangre. Esta crece un 590% y el cortisol sube un 185%, indicando estrés y sensación de dolor.
  • El ritmo del feto se acelera con el aroma que llega con las hormonas de la sangre materna. Un ejemplo claro es cuando la mamá huele una taza de café.
  • Para mantener su temperatura, aparece una grasa debajo de la piel. Se sitúa en distintas zonas del cuerpo hasta rodearlo totalmente.

AL MOMENTO DE SU NACIMIENTO

  • La planta de sus pies puede parecer bastante plana debido a que nace con una almohadilla de grasa en la zona del arco. Esta desaparece llegando a los 2 años de edad, momento en el que su arco se notará más.
  • Es normal que sus piernas se noten curvas. Esto se debe a la posición de “piernas cruzadas” que adoptada debido a que el espacio en el vientre es muy reducido, las últimas semanas del embarazo.
  • Su barriga resulta bastante abultada y prominente, sin embargo el tamaño de su estómago es muy pequeño. Un bebé de 3,5 kg sólo puede contener de 50 a 75 ml de líquido.
  • El corazón de un bebé que acaba de nacer late a un ritmo de 130 a 140 latidos por minuto. Este ritmo es mucho más rápido que el de un adulto ya que la sangre viaja a través del bebé más rápido, aumentando su ritmo cardíaco.
  • Un bebé respira de 30 a 40 veces por minuto. En algunas ocasiones puede parecer que está jadeando, pero es una reacción completamente normal.
  • Tienden a mantener los puños cerrados, sus rodillas levantadas cerca de su cuerpo debido a que está acostumbrado la posición fetal. A pesar de que sus uñas son muy suaves y flexibles, son muy fuertes y pueden causarle daño al arañarse con facilidad.
  • Su visión es muy limitada debido a que solo puede ver de 20 a 30 cm de distancia. Pero es lo suficiente para ver la cara de quién lo sostiene en sus brazos. A pesar de que lloran mucho, no producen lágrimas. Es capaz de producir suficiente humedad para lubricar sus ojos, pero producirá lágrimas entre las 3 y 12 semanas de edad.

bebés